Casinos en Toledo

Casinos en Toledo

La provincia de Toledo es un tesoro natural y cultural en toda regla. Los monumentos de su capital son un reclamo fantástico para los visitantes que pueden disfrutar de estas impresionantes edificaciones que son los vestigios que a su paso han dejado las arquitecturas musulmana, judía y cristiana. Las fascinantes construcciones que uno se encuentra durante su recorrido por la región contrastan con la riqueza de sus montes y sus sierras. Durante la ruta por sus castillos, el visitante se sumerge en la reserva cinegética más importante del país. Por otro lado, su proximidad a Madrid ha convertido a esta provincia en un territorio privilegiado para el asentamiento de muchas personas que se ven obligadas a viajar a diario a dicha ciudad.

Próxima a la capital se encuentra Illescas, que con cerca de 27.000 habitantes es la tercera mayor población de la provincia. Situada en plena ruta entre Toledo y Madrid, se levanta como la capital de la comarca de La Sagra, una región que incluye localidades de ambas provincias. Este municipio respira historia por los cuatro costados, no en vano los restos arqueológicos hallados en el yacimiento de El Cerrón indican que su fundación se remonta a la era prehistórica, allá por el 2600 a.C.

Lo que no se puede obviar es que Illescas no se ha quedado anclada en el principio de los tiempos. Si gracias a sus históricas construcciones atrae a muchos de los visitantes, de un tiempo a esta parte también lo hace en otros frentes, ya que en la actualidad se ha convertido en uno de los importantes puntos neurálgicos del país en los que confluyen la diversión y el juego. Esto es así desde que en agosto de 2016 abriera sus puertas el Gran Casino de la Mancha. Los escasos 30 minutos de distancia con la capital y la cercanía con las localidades del sur de Madrid como Getafe, Pinto o Parla, de las que apenas lo separan 15 o 20 minutos, han convertido este establecimiento en un importante reclamo para los amantes del juego. A todo esto hay que sumarle otra particularidad, la calculada proximidad del casino a Cobo Calleja, el mayor polígono industrial del país de comerciantes chinos que se encuentra en Fuenlabrada, ha permitido que los asistentes asiáticos se hayan convertido en una parte muy importante de la clientela del establecimiento, hasta el punto de que algunos ya lo han etiquetado como “Chinovegas”.

En cualquier caso, el Gran Casino de la Mancha se está convirtiendo en un referente de los casinos de esta comunidad. De los 2.900 metros cuadrados de la edificación repartida en tres alturas, que previamente alojaban una promotora que sucumbió a la crisis del ladrillo, más de 1.000 metros se destinan al área de juegos, mientras que la superficie restante está ocupada por otras instalaciones que comprenden restaurante, diversas barras de cafetería, sala VIP, privados o una zona chill out.

El horario del casino comienza a las 4 de la tarde y se extiende hasta las 4 de la madrugada de domingo a jueves y hasta las 6 los viernes y sábados. Presenta 26 mesas de juego, 16 de ellas dedicadas por completo al póker, tanto en lo que se refiere a los juegos de cash como a los torneos que se celebran regularmente los fines de semana y con unos precios que rondan entre los 20 y 45 euros. Durante los torneos Sit&Go, el precio de la entrada puede ascender hasta los 100 euros en función del tamaño del torneo. Por su parte en las mesas de cash se juega habitualmente con unas ciegas desde 0,50€/1€ hasta 5€/10€, en las modalidades de Texas Hold’em y Post Limit Omaha. La amplia oferta de póker va más allá y uno se puede decantar por otras modalidades del juego que ofrece el establecimiento como lo son el Póker Caribeño, 3 Card Póker o Texas Bonus.

Al margen del póker, el casino dispone de otras mesas dedicadas al otro juego de naipes habitual de casino y que quizás no requiere de tanta preparación, el blackjack. Y como no podía ser de otro modo, los amantes de las apuestas disponen de la indispensable ruleta en todo casino, en esta ocasión en su versión americana. La oferta de juegos se ve completada con un buen número de máquinas tragamonedas que se ajustan a los niveles de juego de los diferentes usuarios.

Pero dejando a un lado toda esta gama de juegos habitual en la mayoría de casinos, el Gran Casino de la Mancha no es ajeno a lo peculiar de una gran parte de su clientela y por eso no falta la complicidad con las costumbres del mercado asiático. De hecho, al margen de la decoración de su fachada con sendos dragones, en su oferta de diversión aparecen juegos como el Pai Gow, una variedad de póker muy típica de Asia y que también se puede disfrutar en Illescas. Además, y en un nuevo guiño a la comunidad asiática, el casino ha ido aún más lejos incorporando una mesa de Sic Bo, única en España y una de las 3 que existen en Europa. El Sic Bo es un juego con combinaciones de apuestas que causa furor en los casinos de Macao y en el que se trata de predecir la combinación de 3 dados. Se afirma que solamente la adquisición de esta mesa con sus efectos de luces y su receptáculo de dados procedente de Londres ha supuesto una inversión de 20.000 euros para el casino.

Sin duda este Gran Casino de la Mancha es uno de los establecimientos más peculiares de su gremio por las circunstancias que lo rodean. El proyecto fue llevado a cabo por Juan José Sánchez Colilla y el Grupo Ballesteros, ambos empresarios del juego y dueños de diferentes empresas de este sector en España. Junto con ellos Zhou Ye Haiguan fue el tercer inversor y un factor determinante en el vínculo del casino con la clientela de la comunidad asiática, ya que se trata de un conocido empresario chino con más de dos décadas en España y diferentes negocios en el país.

Para hacerse una idea de la relevancia que ha tenido la apertura de este establecimiento el pasado año, no hay más que recordar los actos que se llevaron a cabo en su inauguración, en la que no faltaron personajes famosos del mundo del espectáculo y de la esfera pública. Bertín Osborne y la periodista Teresa Viejo oficiaron de padrinos durante una gala en la que se dejaron ver otros rostros populares como los de Carmen Martínez Bordiú, Norma Duval, Arancha del Sol, Oscar Higares o Nuria Fernández. Por su parte, también hizo acto de presencia Juan Alfonso Ruíz Molina, Consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de la Comunidad de Castilla – La Mancha y Luis Miguel González Gago, Director General con competencias en materia de juego de la Comunidad de Castilla y León, lo que deja constancia de la importancia que ha tenido la puesta en marcha del Gran Casino de la Mancha para la industria del juego en nuestro país.

La ubicación exacta del casino es la Avenida de las Naciones, 11 – 45200 Illescas (Toledo), junto a la Autovía A-42, salida 32.