Casinos en Mallorca

El casino de Mallorca

Mallorca es sinónimo de lugar pacífico y relajante. La isla tiene una gran gama de actividades y excursiones para satisfacer los gustos de cada visitante. Los amantes de la playa y el sol pueden descubrir calas escondidas que harán sus delicias. Además existe una excelente oferta de parques de ocio, la mayoría situados en el municipio de Calvià, ideales para cuando se viaja con amigos o en familia con niños. Los parques acuáticos (en S’Arenal y en Magaluf) son buenos sustitutos de la playa. Dispone de varios centros comerciales con pistas de bolos, salas de cine, salones de juego, etc. Los dos más conocidos están en Porto Pi (Palma) y en Marratxí. Y Mallorca tiene un gancho especial para las salidas nocturnas. Cuenta con un gran número de bares de copas y pubs dispersados por toda su geografía. El Paseo Marítimo de Palma, donde se encuentra una gran concentración de locales nocturnos, es el lugar favorito de reunión de la gente con ganas de pasárselo bien. Pero si la idea es viajar para disfrutar de la oferta de ocio y de juego, la visita al Casino de Mallorca es la mejor opción. Aunque no es un lugar que llame la atención por su tamaño si lo hace por su situación, ya que está ubicado en medio de un extenso bosque de pinos, sin duda en una de las zonas más idílicas de la isla.

Además destaca por la calidad de las salas de juego y por las altas cifras que se pueden lograr en sus salas de máquinas de azar. En su sala de juego hay seis juegos de mesa (Ruleta Americana, Black Jack, Póker sin descarte, Texas Hold´em No Limit Cash y Omaha Pot Limit Cash), y en su sala de máquinas de azar ofrece muchas y diferentes máquinas tragaperras.

En sus máquinas de azar se apuesta de dos formas: con billetes o con un tique denominado Ti-to, que es la contracción de inglés: ‘Ticket in – Ticket out’. Esta opción es uno de los principales atractivos que las diferencia del resto. Se trata de un sistema de cobros y pagos que se realiza mediante un tique que contiene un código de barras.  Cuando se comienza a jugar y se introduce un billete en la máquina, esta muestra los créditos adquiridos y se comienza a jugar de manera habitual por la cantidad deseada. Una vez que se quiera cobrar o cambiar de máquina, bastará con pulsar el botón “cobrar” y se emitirá un tique que puede cambiarse por dinero en la caja del casino, o bien seguir jugando en la máquina que se desee con el propio tique.

Sus máquinas con opción Jackpot son conocidas por entregar grandes premios. Por ejemplo, el pasado 5 de marzo entregó un Jackpot de 50.200 euros a una afortunada jugadora, convirtiéndose en el premio más alto entregado por el momento.

Además, este casino ofrece desde hace poco tiempo la posibilidad de disfrutar de una noche diferente organizando torneos de póquer para grupos de amigos o empresas en un espacio privado. Se alquila una mesa, que también cuenta con servicio de Croupier  y el material necesario para la realización de una competición privada.

Situado dentro de la Sala de Juegos y con un espectacular diseño se encuentra el Restaurante CDM, una nueva apuesta diseñada por el Chef Óscar Cabrera. Y si después de unas cuantas horas de juego y apuestas los visitantes se quieren relajar, lo pueden hacer en los campos de golf y en el gimnasio del complejo.

Está abierto todos los días excepto el 24 de diciembre, y  los horarios de la sala de máquinas de azar es de 10.00 a 5 de la madrugada, mientras que la sala de juegos abre a partir de las 16.00 horas. Para acceder es imprescindible ser mayor de 18 años y presentar en recepción el DNI, pasaporte o permiso de conducir. Además se cuida mucho la imagen, por lo que para entrar se deben evitar los pantalones cortos, la ropa de baño, chanclas o ropa deportiva de cualquier tipo. Su página web da la posibilidad de entrar de manera gratuita si se descarga un cupón.

Además, desde hace años se desarrolla una política de juego responsable, colaborando y participando en el estudio, prevención y tratamiento del juego patológico.

Por último, hay que estar atento a las noticias de los próximos meses, ya que podría aumentarse la oferta de juego de Palma de Mallorca con la apertura de un segundo casino. Sería en el conocido Teatro Balear situado en la plaza del Olivar.

Pero como decíamos al principio, la oferta de juego es muy amplia en Palma. Así, desde el pasado mes de julio también se puede disfrutar del Complejo Embajada Azar, un selecto Club de Juego donde además de azar se ofrece música en directo o con DJs invitados, restaurante, terraza bar o incluso cabaret. Aquí se puede jugar a la ruleta, donde el objetivo es acertar cuál es el número en el que la bola se detendrá. El jugador elige sus apuestas en el panel de la máquina y, si tiene suerte, recogerá las ganancias cuyo tamaño dependerá del tipo de apuesta y de lo que se pague por ello. El pago va desde 35 a 1 hasta 1 a 1, dependiendo de la dificultad de la apuesta. Tiene 100 plazas de aparcamiento gratuito. Se podría definir como un minicasino, pero enfocado más a la diversión.

Los aficionados al bingo también tienen su hueco en Palma de Mallorca. Uno de los más reconocidos es el Bingo Rosales, en la calle Manacor. También es muy visitado el Bingo Ibiza, que pertenece al grupo Orenes, donde además del bingo tradicional tienen salas anexas con juegos alternativos de última generación con máquinas especiales B3-B4, ruleta electrónica, apuestas deportivas y sorteos por combinación aleatoria. Tiene servicio de aparcamiento gratuito, cajero automático y zonas adaptadas para minusválidos. Otros con nombre son el Versalles, el Ciclista y el Drach.

Hablar de salones de juego en Baleares es hacerlo de Punt de Joc, empresa es dueña de la mayoría de ellos. En total opera en 18 salas. Sus nombres son La Torre, Metropolitan, Jardí, Kyoto, Ocimax, Herreros, Archiduque, José Darder, Rapinya, Rafa, Rubén Darío, Son Ferriol, Plaza, Son Castello y Punxuat. Estas salas tienen máquinas exclusivas de salón con premios máximos de 3.000 euros, las ruletas Organic de última generación, y han introducido el póquer con una máquina de 10 jugadores para jugar a la modalidad Texas Holdem. También han puesto en marcha los nuevos premios Multisalón, que permiten interconectar las 18 salas para ofrecer premios con mayor frecuencia a sus clientes.

Pero existen más salas de juego como el Salón Fortuna, ubicado enfrente del balneario 1 de la Playa de Palma, con máquinas de juego de última generación como la ruleta Organic, el Tropicana, muy cerca del mercado de Pere Garau, el Malibú, próximo del Palma Aquarium de la Playa de Palma, con servicio de bar y terraza lounge