Casinos en Barcelona

Casino de Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más visitadas de Europa. Su oferta cultural es muy amplia. Destaca la visita a la Sagrada Familia, ya rehabilitada, las playas, fiestas y una excelente gastronomía. Además, posee una un gran legado cultural, ya que cuenta con la Fundación Joan Miró o el Museo Picasso. Aunque simplemente dando un paseo por las calles ya es una visita donde queda reflejado su tremendo encanto. La Sagrada Familia es su baluarte, pero tampoco hay que olvidar el Parque Güell, también de la marca Antonio Gaudí, muy presente en toda la capital catalana. Soleadas playas y una amplia oferta gastronómica completan su atractivo.

Pero Barcelona no es solo arte y comida, también cuenta con uno de los mejores casinos del país. Ubicado en la calle Marina 19-21, justo en el centro del Puerto Olímpico, junto al  lujoso Hotel Arts y las torres diseñadas por el arquitecto Frank Owen Gehry. Está emplazado en medio de un paisaje paradisíaco.

Pertenece a la empresa Grupo Peralada, que cuenta también con otros dos casinos de alta categoría como son los de Tarragona y Peralada (Girona), del que ya damos cuenta de toda su oferta.

Entre los juegos dedicados a las máquinas de azar que se pueden encontrar en sus instalaciones, en este casino hay 68 máquinas de rodillos, 19 máquinas multi-games, 46 máquinas vídeo slots, 44 máquinas vídeo póker, 12 máquinas de caballos y 10 máquinas de ruleta. El Casino de Barcelona es reconocido por sus espectaculares Jackpots. Los premios máximos de cada una pueden provenir de un conjunto de máquinas interconectadas (carrousel) o de una máquina individual.

Existen varios tipos de Jackpots: los progresivos y los fijos. Los fijos son las máquinas individuales. Los progresivos pueden ser máquinas individuales y carrusel de máquinas entre los que se encuentran los jackpots. Sirva como ejemplo que el pasado 1 de diciembre una de estas máquinas entregó a un usuario 12.015 euros.

Respecto a sus mesas de juego incluyen 12 de ruleta francesa, 10 de ruleta americana, 12 de Black Jack, 2 de Punto-Banco, 2 de Mini Punto-Banco, 6 de póker sin descarte y 6 de póker de círculo (Texas Hold’em & Omaha y Sintético). Como se puede comprobar, cuenta con variedad de entretenimientos para todos los gustos y para satisfacer a los clientes más exigentes.

Una de sus principales novedades es su servicio interactivo denominado Cibercasino, donde se puede jugar y ganar premios de manera online en casinoclub.net, la forma más fácil de visitar un casino sin moverse del sillón.

En el Casino de Barcelona también destaca su apuesta por el póker. Por ejemplo, todos los años acoge alguna prueba del Campeonato de España de Póker. En la última ronda participaron 40 clasificados online y más de 25 de ellos provienen de los torneos satélite organizados desde su página web, CasinoBarcelona.es.

Al margen tienen también torneos como el Semanal de premios de 200€ +25€ +25€ bounty. El ganador finalpuede llegar a llevarse más de 4.000 euros.  También suelen realizarse torneos internacionales y campeonatos de la talla del Open Barcelona Poker y el World Heads Up Poker Championship.

El Casino Barcelona tiene los siguientes horarios: la Sala Americana (máquinas de azar) a partir de las 10 de la mañana hasta las 5 de la madrugada, mientras que la Sala de juego permanece abierta desde las 15 horas a las 5 de la madrugada.

Para ingresar en sus instalaciones hay que pagar 4,50 euros, y en cuanto a sus reglas de admisión, es necesario presentar la documentación que acredita la mayoría de edad, y pasaporte en el caso de ciudadanos que no pertenecen a la Unión Europea.  Además, hay que llevar una vestimenta acorde a un lugar de estas características, preferentemente informal elegante, y quedan prohibidos los pantalones cortos, ropa deportiva o de playa y vaqueros rotos.

Como en todos los lugares de azar, siempre hay un hueco para el buen comer. Los visitantes podrán encontrar una importante oferta culinaria, que va desde la más alta gastronomía en restaurantes, tales como Le Gourmand, pasando por cocina étnica en La Terrazza y Teppan-Yaki, hasta platos rápidos y más sencillos en La Brasserie y Snak Mystery. También incluye una discoteca, Baccara, y los Slot Bar, Mystery Bar y Black Jack Bar.

El casino se intenta acoplar a las necesidades de cada cliente, y por eso también incluye en su oferta la organización de salidas grupales, cenas empresariales, convenciones, aniversarios y otros.

Además, existen tres vías de transporte para llegar al lugar: por aire, en taxi, en autobuses o trenes. Y es que a pocos minutos del casino se encuentra el Aeropuerto Internacional de Barcelona El Prat, que recibe vuelos a nivel internacional. Tras salir de la Terminal, lo mejor es montarse en un taxi y en 20 minutos se llega al edificio. Su valor no debería sobrepasar los 20 euros. Otra opción es usar el trasporte público, ya que los autobuses van desde el aeropuerto al centro de la ciudad en tan solo 30 minutos, por 3,75 euros el billete. Por último, el servicio regular de trenes que van hasta el centro de la ciudad desde la estación de tren de El Prat cuesta 2,40 euros.